loader image
 

GARDEN PALACE

GALERÍA E HISTORIA
image

Garden Palace es un establecimiento de alto nivel. Está localizado en una renovada casa histórica medieval. Las decoraciones arquitectónicas que rodean los vanos de las ventanas le aportan un carácter digno y exclusivo. Las 31 habitaciones cómodas, decoradas con estilo y armonía, le asegurarán un descanso confortable.

Al escoger Garden Palace podrá contar con un ambiente único y un servicio amable. Pasará su estancia en Cracovia en un establecimiento de alto nivel, decorado con estilo y buen gusto, donde su bienestar y comodidad son nuestra prioridad clave. Nuestro establecimiento está situado en un callejón tranquilo y pintoresco en el pleno corazón de Cracovia. Por ello siempre podrá estar en el centro de los acontecimientos, pero el ruido de la vibrante vida urbana no perturbará su descanso. Gracias a nuestra perfecta localización podrá ahorrar el tiempo y organizar las reuniones con sus seres queridos de manera más eficiente. Las principales atracciones turísticas, tales como la Plaza Mayor, la Lonja de Paños (Sukiennice) y el Wawel están a su alcance y además podrá experimentar el único ambiente del Casco Antiguo y el clima mágico de Cracovia nada más salir del hotel.

PLAZA MAYOR:   600 m
;   CASTILLO DE WAWEL:  1,3 km;   
ESTACIÓN CENTRAL DE TRENES:  1,5 km

El personal de Garden Palace hará todo lo posible para hacerle sentirse excepcionalmente y para que la estancia en nuestro establecimiento cumpla todas sus expectativas. Nosotros nos ocuparemos de su comodidad, habitaciones limpias y comidas deliciosas. Con placer le ayudaremos a organizar su tiempo libre en Cracovia y sus alrededores, para que no tenga que renunciar de ninguna de sus atracciones numerosas. Organizaremos las excursiones y las entradas a los sitios turísticos populares. Le sugeriremos que es lo que merece la pena ver y donde pasar una noche libre agradable.

Galería

Historia

CASA HISTÓRICA

La casa histórica de la esquina de las calles Szujskiego 1 / Krupnicza 17 fue construida en 1899 según el diseño de Karol Knaus, un arquitecto conocido de Cracovia, en el estilo de historicismo, tras la aprobación de los planos de la casa por la Oficina de Construcción. Los interiores fueron adaptados en 1925, según el diseño de Henryk Lamensdorf. La casa, decorada en una forma de un palacio suburbano de estilo, fue creada para el conde Jan Kazimierz Chomętowski en la fase de desarrollo de la edificación compacta de dos pisos en la calle Krupnicza, en las zonas verdes (prados). La mayor parte de la edificación actualmente existente en este terreno fue formada en el siglo XIX y hasta los inicios del siglo XX era una zona de intensificación de obras.

 

CALLE KRUPNICZA

Las huellas de la existencia de la calle Krupnicza se remontan al siglo XIII, cuando era uno de los caminos que conducían al barrio de Garbary, la sede de los curtidores, y después, en el siglo XVIII, la sede de los productores de cebadas, lo que determinó su denominación actual. A la vez este terreno está históricamente vinculado con la sección del río Rudawa, llamado el Royal, y utilizado para accionar los molinos, el cual hasta los inicios del siglo XX fue un elemento importante de la ordenación territorial. A pesar de su potencial, la calle Krupnicza nunca se ha convertido en una calle «de gran ciudad», tal como las calles Karmelicka, Starowiślna o Długa. Por otra parte, los proyectos de trazar la calle Szujskiego surgieron en el año 1864, no obstante, dicha calle no figuraba en los planos de la ciudad hasta los inicios del siglo XX.

 

La casa histórica en la calle Szujskiego/Krupnicza hasta el momento no fue objeto de estudios monográficos ni redacciones científicas, y la escasez de las fuentes de archivo no permite una reconstrucción precisa de la historia de propiedad de dicho inmueble en los siglos XIX/XX, no obstante, sabemos que en el siglo XX fue propiedad de Antoni Wojczyński, un mercadero de Cracovia de origen judío, quien también fue propietario de otros diez inmuebles en la calle Krupnicza y muchas otras casas en el terreno de Cracovia (por ello se utiliza el nombre de la «casa de los Wojczyński»). En la segunda mitad del siglo XX el edificio fue utilizado por la empresa municipal PGM Śródmieście, y después pasó a ser propiedad de las consecutivas sociedades anónimas.